Un diálogo entre civilizaciones

Por MICHAEL ZÁRATE   2018-10-10 10:02:02

Nanjing fue testigo de un nuevo esfuerzo en el conocimiento mutuo entre China y América Latina y el Caribe

El II Seminario “China y América Latina y el Caribe: diálogo entre civilizaciones”. Los antiguos lazos entre China y América Latina y el Caribe (ALC) se remontan a alrededor de 1565, cuando gracias a la Ruta Marítima de la Seda, miles de chinos comenzaron a llegar a México, Perú, entre otros territorios latinoamericanos. Esto no fue solo una anécdota de la historia, pues como lo sostienen Juan José Morales y Peter Gordon en el libro The Silver Way (La Ruta de la Plata), este encuentro entre chinos, españoles y latinoamericanos fue el inicio de la economía global que hoy está presente entre nosotros, mucho antes de que Londres alcanzara una prominencia financiera internacional.

Han pasado más de 400 años, y chinos y latinoamericanos aún no han sido capaces de conocerse plenamente. Con el ánimo de contribuir a que las brechas se reduzcan, el 8 y 9 de septiembre se llevó a cabo el II Seminario “China y América Latina y el Caribe: diálogo entre civilizaciones”, organizado por la Oficina de Asuntos Exteriores de la Provincia de Jiangsu, el Instituto de América Latina de la Academia China de Ciencias Sociales, la editorial Blossom Press –perteneciente al Grupo de Publicaciones Internacionales de China (CIPG, siglas en inglés)–, la Universidad Veracruzana de México y la Universidad de Finanzas y Economía de Nanjing.

Durante la ceremonia de inauguración, el embajador de Colombia, Óscar Rueda, hizo hincapié en las tareas pendientes entre China y ALC, las que incluyen –en su opinión– la diversi-ficación de las exportaciones latinoamericanas a China y la reducción del déficit en la balanza comercial, en la que la Iniciativa de la Franja y la Ruta podría jugar un papel importante. Por su parte, la embajadora de Costa Rica, Patricia Rodríguez Holkemeyer, destacó los orígenes de la Franja y la Ruta, los cuales –señaló– se encuentran en la cultura confuciana, en la que “el individuo solo puede desarrollarse si se desarrolla su familia”, un concepto que se traslada también a la situación de un país, cuyo desarrollo no es posible si no ocurre lo mismo con sus vecinos.

A su turno, el embajador de México, José Luis Bernal, sostuvo que el gran dinamismo que vive hoy la relación entre China y ALC tiene una relevancia especial y un gran potencial para la generación de nuevas fórmulas de cooperación para el desarrollo. Algo que fue reafirmado por su homólogo de Trinidad y Tobago, Stephen Seedansingh Jr., para quien la Iniciativa de la Franja y la Ruta representa una gran oportunidad para el desarrollo de la infraestructura, la educación y la promoción de los productos de ALC en China y viceversa.

Hasta el momento, nueve países de ALC han firmado memorandos de entendimiento sobre cooperación para la promoción en conjunto de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, lo que fue destacado por Zhao Bentang, director general del Departamento de Asuntos Latinoamericanos y Caribeños del Ministerio de Relaciones Exteriores de China. Zhao valoró que ALC sea actualmente el segundo destino de las inversiones chinas en el mundo (solo superado por Asia), que más de 2000 empresas china se hayan instalado ya en la región, que se hayan abierto 39 institutos Confucio en ALC y que el idioma español forme parte ya del currículo de las escuelas secundarias chinas.

Libro sobre la Franja y la Ruta

El seminario, que reunió a diplomáticos, funcionarios, periodistas, académicos y empresarios de ambas partes, fue también la ocasión para que se presentara la versión en chino del libro La Iniciativa de la Franja y la Ruta y Latinoamérica: nuevas oportunidades y desafíos, que incluye artículos de 13 investigadores chinos y latinoamericanos, con el fin de facilitar la comprensión sobre la iniciativa promovida por el Gobierno chino desde 2013, y que hoy incluye a ALC como extensión natural de la llamada Ruta Marítima de la Seda del Siglo XXI.

La obra, que nació como un proyecto de la Comunidad de Estudios Chinos y Latinoamericanos (CECLA), ha sido publicada por la editorial Blossom Press y financiada por la Oficina de Publicación Nacional de China. Se trata de la primera monografía que analiza sistemáticamente la relación entre la Iniciativa de la Franja y la Ruta y ALC. Durante el seminario se informó que la versión en español del libro será presentada en noviembre próximo en la Universidad de Buenos Aires, en Argentina.

Guo Cunhai, uno de los impulsores del libro y director del Centro de Investigación de Culturas Sociales del Instituto de América Latina de la Academia China de Ciencias Sociales, explicó que la obra surgió como una necesidad, en vista de que inicialmente hubo una discusión en China sobre si ALC estaba dentro o no de la Franja y la Ruta. Hoy ya no hay ese debate, sobre todo luego de que China y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) firmaran en enero de este año la Declaración Especial sobre la Franja y la Ruta. “Sin embargo, el problema es que aún no se conoce bien esta iniciativa”, apunta Guo Cunhai. “Algunos escuchan el nombre de Ruta de la Seda y piensan que, a lo mejor, es una marca de ropa”.

Zhao Bentang, director general del Departamento de Asuntos Latinoamericanos y Caribeños del Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

Lu Cairong, vicepresidente del Grupo de Publicaciones Internacionales de China (CIPG, siglas en inglés).

José Luis Bernal, embajador de México en China.Más obras en español

Lu Cairong, vicepresidente del Buró de Ediciones y Publicaciones en Lenguas Extranjeras de China, conocido también con el nombre de Grupo de Publicaciones Internacionales de China (CIPG) –grupo al que pertenece la editorial Blossom Press–, saludó que la publicación de la obra coincida con el quinto aniversario desde la primera vez en que el presidente de China, Xi Jinping, propusiera la Iniciativa de la Franja y la Ruta. Lu aseguró que una de las prioridades de la editorial Blossom Press es promover el diálogo entre China y ALC y, en ese sentido, anunció que el objetivo del próximo año es incrementar el número de libros en español que permita difundir más la labor académica de los investigadores chinos y satisfacer mejor las necesidades de los lectores latinoamericanos. Hoy mantienen una alianza con siete editoriales de Iberoamérica (en España, Perú, Cuba, entre otros países).

Uno de los expertos que colaboró en el libro, Eduardo Daniel Oviedo, profesor titular de la Universidad Nacional de Rosario (Argentina), expresó que la aparición de la obra “es un hito” para la comprensión en ALC de la Iniciativa de la Franja y la Ruta. Oviedo resaltó que uno de los elementos que más va a influir es el diálogo entre las civilizaciones de China y ALC, e incidió en no descuidar el aspecto cultural, el cual “no debe ser considerado como un poder blando, sino como parte del poder duro”.

Por su parte, el profesor y director del Centro de Investigación VeracruzChina de la Universidad Veracruzana de México, Aníbal Zottele, consideró que la Franja y la Ruta no debe ser vista tanto por el lado comercial, sino también como “una oportunidad de impulso a la inversión, la infraestructura, el financiamiento y el intercambio de bienes culturales”.

La elección de la ciudad de Nanjing, capital de la provincia de Jiangsu, como sede del II Seminario “China y América Latina y el Caribe: diálogo entre civilizaciones” no fue gratuita. Como lo recordara Guo Yuanqiang, vicegobernador de Jiangsu, Nanjing es hoy un punto de encuentro entre la Iniciativa de la Franja y la Ruta y la Zona Económica del Río Yangtsé. Durante dos días, Nanjing fue también el punto de encuentro entre expertos chinos y latinoamericanos, quienes promovieron una vez más el acercamiento entre ambas civilizaciones.

上一篇回2018年10月第10期目录 下一篇 (方向键翻页,回车键返回目录)加入书签

© 2016 毕业论文网 > Un diálogo entre civilizaciones