La cooperación orientada a terceros mercados

Por WU SIKE*   2018-10-10 10:02:01

El modelo propuesto por China impulsará la economía global y el desarrollo de la Franja y la Ruta

9 de enero de 2018. El presidente chino, Xi Jinping, y su homólogo francés, Emmanuel Macron, atestiguan en Beijing la firma de varios acuerdos de cooperación entre las dos partes. La cooperación orientada a terceros mercados” es un nuevo modelo de cooperación internacional creado por China, con el fin de conectar la capacidad industrial competitiva de China, las tecnologías avanzadas de los países desarrollados y la demanda de muchos países en vías de desarrollo para tener así una efectiva sinergia entre las tres partes. En estos últimos dos años, este modelo de cooperación ha sido muy bien recibido por la comunidad internacional, convirtiéndose en una propuesta exitosa de la construcción conjunta de la Iniciativa de la Franja y la Ruta.

Este modelo conecta, además, la fuerte capacidad manufacturera de China con la tecnología y los conceptos avanzados de los países desarrollados para proporcionar a un tercer país productos y servicios de alto nivel, más competitivos y beneficiosos para todos. Esto hace que el modelo sea compatible con la tendencia de desarrollo de estos tiempos. Este nuevo modelo tiene una gran importancia también para que China mejore su sector industrial, impulse la industrialización y el desarrollo económico de los países en vías de desarrollo, ayude a los países desarrollados a abrir un nuevo espacio de beneficio mutuo y favorezca la construcción de una comunidad de destino común de la Franja y la Ruta.Un tren procedente de Linfen, provincia china de Shanxi, sale de la Estación del Norte de Houma con destino a Múnich, Alemania.Nueva fuerza motriz

La economía mundial afronta problemas como el desarrollo desequilibrado, la creciente brecha entre ricos y pobres, el antagonismo entre diferentes grupos sociales, entre otros. Muchos factores inestables acompañan la globalización económica, lo que hace que muchos países estén en una encrucijada. Para colmo, el concepto tradicional de “juego de suma cero” también viene limitando la reforma del sistema de gobernanza global y una sostenida prosperidad de la economía mundial.

“La cooperación orientada a terceros mercados”, al ser una importante medida innovadora en la construcción de la Franja y la Ruta, aboga por enfrentar desafíos a través de la consulta entre las tres partes y adoptar conjuntamente políticas económicas necesarias. De esta manera, busca establecer un modelo de cooperación internacional de compresión mutua y desarrollo compartido, lo que es un buen complemento para el actual sistema de gobernanza global y el modelo de cooperación internacional.

Con treinta años de acelerado desarrollo, China se ha convertido en el país con los sectores industriales más completos del mundo en el centro de la cadena industrial mundial. Sin embargo, el país todavía está en una fase intermedia de industrialización, con un nivel técnico aún por mejorar en muchos campos industriales. Mientras tanto, la mayoría de países en vías de desarrollo aún se encuentran en una fase inicial de industrialización, con muchas demandas en cuanto a construcción de infraestructura y desarrollo industrial, pero faltos de tecnología y capital. “La cooperación orientada a terceros mercados” puede ayudar a los países en vías de desarrollo a adquirir equipos y líneas de producción industrial con un mejor rendimiento de costos, impulsar la capacitación tecnológica y del personal cualificado, para así satisfacer la demanda de desarrollo industrial y mejorar el nivel de desarrollo económico y social.

A pesar de contar con una tecnología avanzada y equipos clave, los países desarrollados afrontan una falta de fuerza motriz endógena para alcanzar un crecimiento económico debido a limitaciones al abrirse hacia los mercados de los países en vías de desarrollo, producto de una insuficiente capacidad industrial interna y los altos costos. “La cooperación orientada a terceros mercados”, propuesta por China, puede vincular la oferta y la demanda de los países en diferentes etapas de desarrollo e integrar las gamas baja, media y alta de la cadena industrial global, con el fin de crear una nueva fuerza motriz para el crecimiento económico mundial.

Interés común

“La cooperación orientada a terceros mercados” es un modelo que satisface la demanda de los países en diferentes etapas de desarrollo y que ha sido bien recibido por las naciones en vías de desarrollo y las desarrolladas. En estos últimos dos años, China ha llegado a un acuerdo en “la cooperación orientada a terceros mercados” con más de diez países desarrollados (entre ellos, Francia, Corea del Sur, Alemania, Gran Bretaña, Canadá y Singapur) y presta atención a sectores como los de infraestructura, energía, protección medioambiental y finanzas. Del mismo modo, ha llevado a cabo una cooperación institucionalizada y ha logrado avances sustanciales en una serie de importantes proyectos.

Entre los logros más sobresalientes figuran los avances en los campos de la energía nuclear y los trenes de alta velocidad. En septiembre de 2016, China General Nuclear Power Corporation firmó un acuerdo con Électricité de France para invertir conjuntamente en proyectos en el Reino Unido, como la construcción de la central nuclear Hinkley Point C y posteriormente con los proyectos de las centrales de Sizewell C y Bradwell B. Para el proyecto de Bradwell B se propone implementar la tecnología “Hualong-1”. Esta cooperación conjunta es el primer caso de éxito de “la cooperación orientada a terceros mercados”.

En junio de 2016, China y Alemania llevaron a cabo la Cuarta Ronda de Consulta Intergubernamental SinoAlemán, en la que expresaron su respaldo a “la cooperación orientada a terceros mercados” desarrollada por CRRC y Siemens en el campo de los trenes de alta velocidad, así como en la operación y mantenimiento de los trenes bala que viajan entre China y los países europeos, por parte de China Railway Corporation y Deutsche Bahn.

Hoy en día, la economía mundial se encuentra todavía en un periodo de transición tras la crisis financiera internacional. La intensificación de los problemas en las economías nacionales y la desaceleración de la economía mundial hacen que todos los países se esfuercen por ajustar sus estructuras económicas y romper los cuellos de bo-tella para alcanzar una transformación industrial. En virtud de sus ventajas tecnológicas y la posición dominante de sus monedas en el mundo, los países desarrollados han introducido estrategias de reindustrialización. Las economías emergentes, por su parte, buscan mejorar la eficiencia de la producción, fomentar nuevos tipos de industrias y aumentar la eficiencia del capital, la tecnología y el valor agregado de sus industrias tradicionales. Los ajustes estratégicos y la reforma tecnológica vienen reestructurando la cadena industrial global.

Vastas perspectivas de cooperación

En el marco de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, “la cooperación orientada a terceros mercados” tiene brillantes perspectivas. En primer lugar, siguiendo los principios de amplias consultas, contribuciones conjuntas y beneficios compartidos, China y sus socios pueden lograr una asignación de recursos más eficiente (incluidos el capital y la tecnología en los terceros mercados) y promover una profunda integración de los diferentes mercados, lo que generará beneficios compartidos. En segundo lugar, los países y regiones ubicados a lo largo de la Franja y la Ruta cuentan con diversas ventajas. Por ejemplo, China presenta ventajas en tecnología y fondos, los países desarrollados poseen tecnología avanzada y algunos países tienen un enorme mercado con grandes demandas. “La cooperación orientada a terce-ros mercados” vinculará efectivamente a las tres partes y satisfará sus respectivas necesidades de desarrollo.

El Banco Asiático de Inversión en Infraestructura y el Fondo de la Ruta de la Seda, establecidos en el marco de la Franja y la Ruta, proporcionan una garantía financiera para el desarrollo de terceros mercados. En el Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, celebrado en mayo de 2017, el presidente chino, Xi Jinping, anunció que China ampliaría el apoyo financiero para la construcción de la Franja y la Ruta e invertiría 100.000 millones de yuanes para el Fondo de la Ruta de la Seda, con el fin de incentivar a las instituciones financieras a realizar negocios de fondos de RMB (yuan) en el extranjero por un monto estimado en 300.000 millones de yuanes.

“La cooperación orientada a terceros mercados” se enfoca en las dificultades halladas en la recuperación de la economía mundial, así como en la integración de la cooperación Sur-Norte y la Sur-Sur. Este modelo de cooperación cambiará la cadena tradicional en la que “los países abundantes en recursos proporcionan materias primas, China fabrica los productos y los países desarrollados los consumen”. Además, conectará las demandas de los países en diferentes etapas de desarrollo, impulsará la integración de las gamas alta, media y baja de la cadena industrial mundial, integrará potenciales fuerzas que contribuyan al crecimiento económico global y brindará nuevas oportunidades para la cooperación entre las empresas de diferentes países.

China ofrecerá, junto con los países desarrollados y las organizaciones internacionales, conceptos avanzados y productos públicos. A través de la cooperación empresarial y gubernamental, aprovechará nuevas oportunidades que significarán un nuevo punto de partida para la globalización económica, con el fin de explorar conjuntamente terceros mercados y abrir nuevos espacios de cooperación. Esto creará nuevos puntos de crecimiento económico y permitirá que China contribuya con su sabiduría a la cooperación internacional.

*Wu Sike fue enviado especial de China para el Medio Oriente.

上一篇回2018年10月第10期目录 下一篇 (方向键翻页,回车键返回目录)加入书签

© 2016 毕业论文网 > La cooperación orientada a terceros mercados